Top

5 errores que un Diseñador Gráfico NO debe cometer

5 errores que un Diseñador Gráfico no debe cometer

5 errores que un Diseñador Gráfico NO debe cometer

Cuando trabajamos por nuestra cuenta como freelance generalmente nos olvidamos de poner reglas que nos mantengan a salvo de nosotros mismos. Si quieres sobrevivir a la carrera de Diseñador Gráfico o Diseñador Web tienes que evitar estos errores a toda costa

1.  No Tener un Horario de Trabajo

No tener una hora de descanso definida o una hora para dejar el trabajo y dedicarte a tu familia, amigos, perro o gato es uno de los peores errores que podrías cometer. Al final las consecuencias en la salud, en lo social y en lo personal te pasarán una factura que no podrás pagar.
Estrés, bloqueo creativo, baja calidad en los trabajos y disminución de la pasión son algunas de las consecuencias que ganamos por caer en este error tan común.

Dedicarte tiempo a ti mismo, hacer ejercicio, leer un libro, dar un paseo en el parque son actividades que a priori parecen tontas pero que nos benefician en todo sentido. Dispón de un horario de entrada y de salida, también has brake durante el día para despejar la mente y comenzarás a ver los resultados en tus diseños y en tu calidad de vida.

2.  Desconocer las Preferencias del Cliente

Después de algunos años trabajando como diseñador gráfico me di cuenta de que el cliente no sabe lo que quiere y es allí donde está nuestra tarea más difícil, orientar al cliente hacia el arte que mejor le convenga a su negocio, sin embargo; todo esto debe estar basado en las preferencias iniciales del cliente que es al final de todo quien aprueba o no nuestro diseño.

3.  Evitar el Contacto es el peor error de un diseñador gráfico freelance

Muchas veces pensamos que por el hecho de que ya sabemos lo que tenemos que hacer el cliente tiene que dejarnos en paz hasta que finalice el proyecto, pero pongámonos un momento en el lugar de nuestro amigo empresario que está haciendo una inversión en un nuevo diseño para su amadísimo e importante producto, él quiere estar al tanto de cómo va lo que pidió, quiere saber si va por buen camino o debe comenzar a buscar otro diseñador antes de seguir invirtiendo tiempo y dinero en un arte que al final no le va a beneficiar.

Mantén una línea de contacto abierta con el cliente durante todo el proceso.

Yo sé que hay clientes de clientes, que llaman a toda hora, cambian de idea, piden rebajas y quieren que le entregues todo lo más rápido posible. Para eso debes ser tú quien establezca las condiciones del servicio que estas prestando y mantener la iniciativa de enviar los avances a tiempo antes de que el cliente se comience a desesperar.

4.  Basar tus diseños en plagios

Siempre hay momentos de bloqueo creativo o de exceso de trabajo que nos hacen perder el principio fundamental de un creativo (Crear) – En Pinterest he creado un tablero sobre la creatividad donde puedes conseguir una pequeña colección de infografías que te pueden ayudar con este tema –

Si basamos nuestros diseños en otras ideas o tamplates tarde o temprano el cliente terminará enterándose y eso dejará en tu reputación una mancha negativa que difícilmente se olvida.

Se creativo, busca inspiración pero no plagio

5.  Dejar de actualizar tus conocimientos como diseñador gráfico

Jamás creas que lo sabes todo o que estás muy viejo para estudiar. Con la globalización y el internet las tendencias en diseño y las tecnologías aplicadas a esta profesión cambian muy rápido por lo que siempre debes estar haciendo cursos y actualizaciones en todas las áreas.

Sé inteligente, no seas orgulloso. Siempre hay algo nuevo que aprender

 

Diseñador Gráfico, Músico, Blogger, Community Manager, Especialista en Posicionamiento SEO y Marketing Digital, SocialMedia, Worship, Creative - Sin Dios... NADA!

No Comments

Post a Comment